1. Lo que puedes hacer es buscar ideas en tu propio nombre, puedes analizar si hay partes de tu nombre o  de tus apellidos que creas que te funcionan. Intenta juntarlos a ver que sale, hay muchas personas que lo hacen así por ejemplo el nombre Malú que es el resultado de María Lucía. 
  2. Puedes también complementar parte de tu nombre buscando ideas en otros lugares que incluso no has pensado que puedes encontrar por ejemplo:

-Guíate por nombres de aplicaciones, a veces estas pueden iluminar nuestro cerebro para darnos ideas, puedes buscar por herramientas como Google Earth, a veces hay ciudades, países o simplemente lugares que pueden inspirarte y darte ideas.

    3. Todo lo que te suene bien, apuntalo en una hoja y crea dos categorías

  • Nombre principal: Los nombres o palabras que más te gustaron.
  • Categoría como complemento: Las palabras que pueden ayudar a mejorar las que pusiste en las principales 

   4. Acude a la plataforma Dotomator: allí podrás crear fusiones interesantes de nombres. 

   5. Verifica que muchas personas no lleven el nombre que te gusta o uno que sea muy similar.

   6. Los nombres muy largos no son tan buena idea como los cortos.

   7. Tu nombre artístico no debe ser tan difícil de escribir.

   8.  Cuando te decidas por tu nombre artístico busca en internet si hay algo que también se llame así o tenga otro significado.

   9.   Verifica que el nombre no esté comprado, que no tenga ya dominio.

  10.  Busca en tiendas digitales de música si ya existe un artista con ese nombre